Crítica de “Destino final 5” (Final Destination 5)

 

 

 

 

Hay un punto de inflexión en toda saga donde conviene plantearse, como espectador, si lo que uno va a ver es más de lo mismo. Con Destino final ese punto pasó hace bastante, con la tercera y la cuarta entrega respectivamente, sin embargo, por suerte alguien notó que hacía falta un cambio radical y darle un giro que torciera el inevitable destino de perecer ante la repetición constante. Eso es lo que ocurre en Destino final 5, una reinvención de la franquicia que tanto venía haciendo falta que, si bien comienza como las anteriores se diferencia del resto gracias a un guión inteligente.

A esta altura de las circunstancias creo que no hace falta aclarar con qué se van a encontrar cuando vayan a ver un film como Destino final 5. La historia respeta la misma fórmula de sus antecesoras: premonición + escape de la muerte por parte de los personajes principales + el inevitable designio de la muerte en el orden original. Pero entonces, ¿cuál es la novedad en esta película? Tal como pasara en Scream 4, hay que adaptarse a los tiempos que corren y las reglas han cambiado: ahora si uno toma la vida de otra persona puede adquirir sus años de vida y, lo más importante, burlar a la muerte. Ese nuevo elemento pondrá a prueba los valores personales y hasta la humanidad de cada personaje y será un buen dilema con el que tendrán que lidiar los protagonistas.

En cuanto a lo técnico, una de las escenas que más se destaca es la de la premonición, donde colapsa un puente colgante y los personajes irán muriendo de una forma innovadoramente sangrienta. También resultan muy interesantes los títulos, que si bien utilizan el viejo y trillado recurso de “tirarnos cosas a la cara” no logran pasar inadvertidos. El 3D del film es aceptable, aunque tampoco es para destacar ya que solo es un aporte al momento de las muertes y durante el resto de las escenas pasa a ser intrascendente. Sin dudas, el punto más bajo del film recae sobre algunas pobres actuaciones como la de Miles Fisher (Peter), que por momentos me hizo pensar que estaba viendo una parodia de la saga.

Más allá de eso, Destino final 5 es una película disfrutable que explota bien el morbo del ser humano con muertes muy sangrientas y por momentos inverosímiles que llegan al punto de hacer estallar de risa al público presente. Por otro lado, recomiendo estar atentos a cada mínimo detalle porque será lo que les ayude comprender mejor el gran final, que de alguna manera le da un cierre cohesivo a toda la saga y a la vez no resulta para nada previsible.

En resumidas cuentas, esta quinta entrega de Destino final tiene el gran mérito de volver a hacernos disfrutar de una saga que ya traspasó los límites del suspenso y el terror para volverse en una especie de comedia retorcida y sanguinaria. La muerte está cerca y parece que solo queda tiempo para una última carcajada.

 

Titulo original: Final destination 5.

Género: Terror.

Dirección: Steven Quale.

Intérpretes: Emma Bell, David Koechner, Nicholas D´Agosto, Miles Fisher, Arlen Escarpeta, Ellen Wroe, Meghan Ory, P.J. Byrne, Courtney B. Vance, Tony Todd, Chasty Ballesteros, Devon Sawa.
Origen: Estados Unidos (2011).

Duración: 92 minutos.

Formato: 35 mm – 3D

Clasificación: Apta para mayores de 16 años.

Estreno: 1 de septiembre de 2011.

Calificación: Buena.

Anuncios

Acerca de blogsoypochoclero

Noticias y todo lo referido al mundo del cine. Bien al estilo pochoclero.
Esta entrada fue publicada en Críticas y etiquetada , , , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s