Crítica de “Priest: El vengador”

 

 

 

 

Basada en el comic homónimo coreano, Priest: El vengador resulta ser un refrescante y entretenido enfoque sobre los clásicos cazadores de vampiros. Uno de los aspectos más interesantes del film, y también lo que lo hace diferente, es el contexto en el que se plantea la historia: los pocos humanos que quedan viven encerrados en una ciudadela alejada de las “colmenas” de vampiros y como buena historia distópica, si en 1984 la que dominaba al pueblo era la Policía del Pensamiento, aquí la que toma control absoluto (y opresivo) de la sociedad es la iglesia.

Luego del cese de la guerra contra los vampiros, los cazadores/sacerdotes entrenados para matar por la misma iglesia se volvieron obsoletos en tiempos de paz y hasta parias de la sociedad. El personaje de Paul Bettany es uno de estos sacerdotes olvidados que, al enterarse del secuestro de su sobrina a manos de un grupo de vampiros, se rebela ante el Monseñor Orelas (el inoxidable Christopher Plummer) y sale en su cruzada personal en busca de la joven. Además de tener cosas en común con ese gran film que fue Equilibrium (2002), la historia explota bastante eso del “héroe solitario” que tanto le fascina a los estadounidenses, aunque quizá lo más atrayente sea esa mezcla de géneros entre el western y el cyberpunk, junto con la estética gótica y sucia de la ciudad, lo que la haga atractiva a la vista.

Sin embargo, el personaje de Bettany no estará tan solo porque cuenta con la ayuda del sheriff (Cam Gigandet) y una sacerdotisa interpretada por Maggie Q, que se luce mucho en las escenas de acción (algunos quizás la recordarán por esa gran secuencia de pelea con Bruce Willis en Duro de matar 4). Además, Priest juega con sus propias reglas y crea un mundo con tintes post-apocalípticos, plagado de simbolismos católicos y una bajada de línea muy clara que se repite una y otra vez: “desobedecer a la iglesia es desobedecer a Dios”. Todo esto contrasta con la luminosidad del desierto en las afueras de la ciudad donde todo lo que ocurra está, precisamente, alejado de la mano de Dios.

En cuanto a las actuaciones, Paul Bettany compone un buen héroe de acción, un tipo recio y de pocas palabras que lidera bien a los suyos. El resto del elenco no desentona y cumple muy bien con sus respectivos roles secundarios. Sin embargo, si el film tiene algo que me molestó personalmente es que la escena de la pelea final contra el líder de los vampiros resulta prácticamente un calco de una secuencia en Matrix Reloaded, lo que en cierta parte arruinó el clímax del film.

Igualmente, para ser justos, Priest es una película muy disfrutable desde lo visual y cumple con su objetivo de entretener al espectador. Además, el film deja un final bien planteado para una secuela que, sin dudas, tiene buen potencial en su argumento. Una buena película de vampiros antes de que nos invada el triángulo amoroso entre Edward, Bella y Jacob.

 

TITULO ORIGINAL: Priest.

ORIGEN: Estados Unidos.

ACTORES: Paul Bettany, Cam Gigandet, Maggie Q, Christopher Plummer, Lily Collins, Karl Urban.

DIRECTOR: Scott Stewart.

GENERO: Terror, Ciencia Ficción, Acción.

DURACION: 87 Minutos.

CLASIFICACION: Apta mayores de 16 años.

CALIFICACION: Buena.

Anuncios

Acerca de blogsoypochoclero

Noticias y todo lo referido al mundo del cine. Bien al estilo pochoclero.
Esta entrada fue publicada en Críticas y etiquetada , , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a Crítica de “Priest: El vengador”

  1. Fidel dijo:

    Entonces vos crees q va a ver secuelas no? ojala esta muy interesante la acabo de ver y me gusto mucho la verdad

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s