Crítica de “Hanna”

 

 

 

 

“Adaptarse o morir”, esa es la premisa de Hanna, el nuevo film de Joe Wright (Expiación, deseo y pecado) que aparenta ser un clásico film de acción aunque su verdadero origen radica en el drama de una adolescente criada con un único propósito: la venganza. El film tiene condimentos de varios géneros y mezcla grandes secuencias de peleas con la tragedia que vive personaje principal, todo eso mezclado con un humor sutil, casi imperceptible y una edición por momentos frenética que define muy bien el tono de la historia. Todos esos elementos hacen que tome distancia de muchas películas que tratan la misma temática.

Hanna (Saoirse Ronan) es una adolescente de 16 años que vivió toda su vida en el Polo Norte en compañía de su padre Erik (Eric Bana), un ex agente de la CIA que, por cuestiones que la trama irá revelando durante el trascurso del film, decidió criarla allí, alejada de la civilización y de la tecnología, para protegerla de Marissa, una persona de su pasado (Cate Blanchett). Erik eligió este lugar aislado para entrenar a Hanna como una asesina de elite, eso hace que Hanna sea una asesina despiadada cuando lo necesita aunque por momentos también muestre su lado más dulce e inocente. Hanna está preparada para lidiar con situaciones donde corre peligro su vida, sin embargo, su mayor desafío será adaptarse a la sociedad una vez fuera de su hogar.

Una de las mayores cualidades del film aparte de Saoirse Ronan, de la que hablaré más adelante, es la forma en que Joe Wright cuenta una historia perfectamente filmada que tiene su mejor exponente en un increíble plano secuencia de una de las peleas y uno de los escapes de Hanna que, junto con una soberbia banda de sonido a cargo de The Chemical Brothers (prácticamente un personaje más), plantean una puesta dinámica y entretenida que no decae en ningún momento.

En cuanto a las actuaciones, todas las palmas se las lleva Saoirse Ronan con una magnífica interpretación de un personaje complejo y lleno de matices que logra trasmitir de la mejor manera, además, no hay dudas de que si la película funciona es en gran parte gracias a ella. Ronan también está acompañada de Eric Bana, que la secunda muy bien en el rol de padre y hasta se luce en varias escenas de acción. Un escalón más abajo está Cate Blanchett que, si bien hizo un papel digno, no logra ser tan despiadada e inescrupulosa como un personaje así lo requiere, aunque para ser justos tampoco desentona con el resto de sus compañeros.

En resumen, lo mejor de Hanna es que es una película inclasificable, entretenida y a la vez profunda en el desarrollo de los personajes. Todo está muy bien planteado y eso la convierte en una buena opción en cartelera para los que quieran ver algo distinto.

 

TITULO ORIGINAL: Hanna.

ORIGEN: Estados Unidos.

ACTORES: Saoirse Ronan, Cate Blanchett, Eric Bana, Jason Flemyng.

DIRECTOR: Joe Wright .

GENERO: Acción, Drama.

DURACION: 111 Minutos.

CLASIFICACION: Apta mayores de 16 años.

CALIFICACIÓN: Muy buena.

Anuncios

Acerca de blogsoypochoclero

Noticias y todo lo referido al mundo del cine. Bien al estilo pochoclero.
Esta entrada fue publicada en Críticas y etiquetada , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

5 respuestas a Crítica de “Hanna”

  1. plared dijo:

    Entretenida pelicula, muy por encima de la media actual…

  2. Axl Wurtz dijo:

    Espero mucho de ella, creo que no me va a decepcionar.

  3. Axl Wurtz dijo:

    Por otra parte muy buen artículo 🙂

  4. Pingback: Top 10: Las mejores películas de 2011 | Soy pochoclero – El blog

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s