Crítica de “Rompecorazones” (L’arnacoeur)

 

 

 

 

A esta altura de las circunstancias lo importante de las comedias románticas es disfrutar del viaje en vez de concentrarse en el desenlace que, ya sea por lo previsible o trillado del género, termina siendo lo menos importante. Rompecorazones logra exactamente eso, hacer que el espectador la pase bien durante el trascurso de la película a pesar de que sabe que todo lo que ocurre lleva a un destino inevitable y conocido de antemano.

Alex Lippi (Romain Duris) se gana la vida rompiendo relaciones, un “anti-Hitch” que,  con las herramientas adecuadas, puede lograr que cualquier mujer se dé cuenta de que su novio o marido no le conviene. Pero eso sí, tiene sus propias reglas: nunca separan parejas por motivos raciales o religiosos. La introducción de la película es digna de un capítulo de Los simuladores donde Alex, asistido por su hermana y su cuñado, despliega todos sus recursos para que la chica de turno termine basándolo. Alex está muy endeudado y acepta su próxima misión: evitar que una joven adinerada (la encantadora Vanessa Paradis) se case con un hombre que nada tiene de malo (Andrew Lincoln, el admirador secreto de Keira Knightley en Realmente amor). Y como era de esperar, todo se complica cuando el rompecorazones profesional cae en su propia trampa al enamorarse de la mujer que debe “seducir”.

Una de las cosas más valorables del film es que, si bien aborda todos los lugares comunes, lo hace de manera impecable ya que utiliza los mejores recursos y siempre toca las notas correctas para que no parezca tan cliché. El director Pascal Chaumeil sin dudas apuesta a la frescura y el carisma de sus intérpretes principales y no tanto para crear unos enredos por momentos desopilantes. Además, ciertas partes del film hacen clara referencia a filmes y música de los 80, una década de la cual toma varias influencias, como por ejemplo una gran escena de baile muy conocida por todos.

Romain Duris y Vanessa Paradis forman un dúo cómico excelente y realmente le dan un valor agregado al film, que más allá de tener un gran apoyo en Julie Ferrier y François Damiens, los relevos cómicos de la historia, la película descansa sobre los hombros de la dupla protagónica. En fin, todos esos elementos hacen de Rompecorazones una comedia romántica fresca que rompe un poco el molde del género y el resultado es más que satisfactorio. Una película para pasar un buen momento, ya sea solo o acompañado.

 

TITULO ORIGINAL: L’arnacoeur.

ORIGEN: Francia.

ACTORES: Romain Duris, Vanessa Paradis, Julie Ferrier.

DIRECTOR: Pascal Chaumeil.

GENERO: Romance, Comedia.

DURACION: 104 Minutos.

CLASIFICACION: Apta para todo público con reservas.

CALIFICACION: Buena.

Anuncios

Acerca de blogsoypochoclero

Noticias y todo lo referido al mundo del cine. Bien al estilo pochoclero.
Esta entrada fue publicada en Críticas y etiquetada , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s